Chilaquiles veganos

Captura de pantalla 2015-04-16 a la(s) 15.56.19   Estoy de vuelta después de una larga pausa, prometo ir subiendo de a poco recetas nuevas, lugares nuevos, consejos de salud, etc. Acá les traigo una deliciosa receta mexicana que es muy sencilla y les sugiero probarla pronto.

Un poco de datos wikipédicos:

Ángel María Garibay señala que la palabra chilaquiles viene del náhuatl, de la palabra chīlaquīlli, conformada por chīl(-li)chile“, el ingrediente principal, y aquīlli sustantivo derivado del verbo aquia “estar metido en, entrar en algo”, por lo que aquīlli significa “[algo] metido en”. Por lo tanto la palabra chīlaquīlli castellanizada como chilaquil significa “Metidos en chile” en referencia a los totopos y es un platillo mestizo.

Bueno para esta receta necesitan un poco de guacamole popeye. Si les da pereza hacer esto puede ser sólo el aguacate en rodajas.

Además un poco de queso crema de avena, si no lo han visto en otras recetas es muy sencillo. Se debe remojar una taza de avena (o si quieres más, más) durante 10 min. Luego ponemos esa misma avena con agua y todo en la licuadora, un diente de ajo, 2 cucharaditas de aceite de oliva y una de sal, licuamos. Luego esa pasta se calienta unos minutos en un sarten, removimendo hasta que se ponga bien espesa y pastosa.

Ingredientes:

  • 3 zanahorias ralladas
  • 1/2 kilo de tortillas de maíz (alcanza de 2 a 3 personas) cortados en triángulos. Puedes comprar los totopos ya hechos, pero estos suelen estar fritos en aceite, en esta receta tratamos de no utilizar grasas dañinas.
  • 10 a 12 jitomates rojos o tomates verdes, dependiendo de qué color queramos los chilaquiles.
  • Unas ramitas de epasote y/o cilantro o albahaca
  • 1/2 cebolla blanca picada en rodajas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 chiles chipotles si queremos que sea roja la salsa, si la queremos verde que sean 3 serranos.

Preparación:

1. Primero ponemos las tortillas cortadas en triángulos en un recipiente que se pueda meter en el horno, no importa que se amontonen o esten unas sobre otras, sólo que no estén muy pegadas. Sin aceite ni nada, las ponemos a calentarse a fuego medio hasta que estén duras como totopos o tostitos. Mientras esto sucede podemos seguir haciendo la salsa.

2. En una olla ponemos los jitomates o tomates verdes picados (no tiene que ser de ninguna forma en específico) , la cebolla, las hiervas (cualquiera que hayamos elegido), los dientes de ajo y los chiles. Los ponemos a hervir con agua, sal al gusto, y sabremos que está listo cuando los tomates o jitomates estén muy suaves o aguados.

3. Una vez que veamos que está lista la salsa apagamos el fuego y la dejamos reposar de 5 a 10 minutos. Luego la licuamos y cuando esté todo bien mezclado, colocamos las tortillas (ya duras, hechas totopo) en una olla grande y la salsa y comenzamos a mezclar bien todo, puede que las tortillas se desbaraten, es normal, todo debe quedar bien mezclado y más bien pastoso, no tan líquido.

4. Una vez listo esto, sólo debemos servir los chilaquiles en un plato. Colocamos la zanahoria rallada encima, el queso de avena y el guacamole, y listo.

En vez de zanahorias puede ir carne de soya preparada, calabaza rallada, no sé lo que se les ocurra que queda bien. Les recomiendo probarlos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s